El departamento de conservación de los océanos ha movilizado a millones de personas en todo el mundo para eliminar la basura de nuestro mar y vías fluviales, pero la eliminación es sólo una parte de la solución.

Trash Free Seas: Una alianza para acabar con la contaminación del Océano Pacífico

Una alianza para acabar con la contaminación del Océano Pacífico

La alianza Trash Free Seas formada por empresas, ONGs y científicos, será la encargada de aunar los esfuerzos de las grandes corporaciones, ONGs e instituciones multilaterales, así como trabajar conjuntamente con el Foro de Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC) para identificar las acciones necesarias para atraer la inversión privada y así construir un océano libre de deshechos.

industryweapons319_0210-things-you-can-do-2013

 

 

 

 

Trash Free Seas: Una alianza para acabar con la contaminación del Océano Pacífico

 

Es uno de los mayores problemas ambientales que enfrenta nuestro planeta, pues cerca de 150 millones de toneladas de basura se encuentran vertidas solo en el océano pacífico y cada año se vierten cerca de 8 millones, con esto según los cálculos de la universidad de Georgia para el año 2025 pudiera haber cerca de 250 millones de toneladas de basura sobre el océano pacífico.

 

Aunque todos los países con acceso costero contribuyen al vertido de plásticos al mar, más de la mitad del mismo casi un 57 % proviene de estos cinco países asiáticos: China (responsable del 29 % de las basuras de plástico marino), Indonesia (10.5 %), Filipinas (6.1 %), Vietnam (5.9 %) y Tailandia (5.2 %).

 

El departamento de conservación de los océanos ha movilizado a millones de personas en todo el mundo para eliminar la basura de nuestro mar y vías fluviales, pero la eliminación es sólo una parte de la solución. Por este motivo, se ha anunciado el desarrollo de un plan integral de gestión de deshechos que será puesto en práctica en varias ciudades de Asia con el objetivo de reducir y cuando sea posible reinventar productos y servicios para evitar que causen daños a los océanos y ecosistemas.

 

Dentro del plan se prevé desarrollar las condiciones legales, institucionales y financieras que permitan que los inversores privados construyan “océanos inteligentes” y sistemas de gestión de deshechos en la región de Asia Pacífico, así como implementar planes locales de separación, recolección, transporte seguro y tratamiento correcto de los residuos de plástico, ya que con ello se puede reducir el vertido en estos países en un 65%.

 

La alianza Trash Free Seas formada por empresas, ONGs y científicos, será la encargada de aunar los esfuerzos de las grandes corporaciones, ONGs e instituciones multilaterales, así como trabajar conjuntamente con el Foro de Asociación Económica Asia-Pacífico (APEC) para identificar las acciones necesarias para atraer la inversión privada y así construir un océano libre de deshechos.

 

El coste de las medidas sería de alrededor de $5,000 millones de dólares anuales cifra mínima si se compara con los daños que los plásticos marinos ocasionan en los ecosistemas, las pesquerías, turismo y la salud de los seres humanos.

 

Tomar medidas entorno a la conservación de los océanos tienen que ser un tema prioritario entre gobierno, así como concientizar a la población de que estamos ante un problema real, pues de no hacer algo pronto, en 10 años podríamos tener un océano colapsado de plástico”.

 

Nota: Oscar Morales

Facebook: Oscar M. Morales

Twitter: @Oscar_MMorales

Imágenes: Ocean Concervancy / Google