Pesca Comercial Encubierta

Regresa la matanza de ballenas de Japón

La caza de ballenas del país asiático ha sido objeto de críticas de la comunidad internacional, que considera que se trata de pesca comercial encubierta ya que la carne de los especímenes capturados y estudiados es posteriormente vendida.

La caza de ballenas del país asiático ha sido objeto de críticas de la comunidad internacional, que considera que se trata de pesca comercial encubierta ya que la carne de los especímenes capturados y estudiados es posteriormente vendida.

japon-ballenas2 LaHaya-Japón-caza-ballenas whale-meat-tins-from-tesco-s-j

 

 

Regresa la matanza de ballenas de Japón

 

Dos barcos pesqueros japoneses zarparon desde el puerto de Shimonoseki (suroeste) para capturar 115 cetáceos en el noroeste del Pacífico en el marco del polémico programa de caza de ballenas “con fines científicos” del país asiático.

 

Esta campaña en aguas del Pacífico norte se prolongará hasta finales de julio y durante la misma se planea cazar el mismo número de ejemplares de cetáceos que el año pasado, según detalló la Agencia de Pesca japonesa.

 

En concreto, los pesqueros japoneses pretenden capturar 90 rorcuales norteños y otros 25 ejemplares de rorcual de Bryde en las aguas del noroeste del Pacífico para estudiar, entre otros aspectos, el contenido de su estómago.

 

La Corte Internacional de Justicia dictaminó en marzo de 2014 que un programa similar que Tokio llevaba a cabo en la Antártida no era legal, al no ajustarse a los “fines científicos” establecidos por la Comisión Ballenera Internacional.

 

Japón canceló entonces sus operaciones de captura en esa zona, aunque las retomó en diciembre de 2014 tras introducir cambios en el programa, incluida una reducción en el volumen de capturas.

 

Críticas internacionales por pesca comercial encubierta

 

La caza de ballenas del país asiático ha sido objeto de críticas de la comunidad internacional, que considera que se trata de pesca comercial encubierta ya que la carne de los especímenes capturados y estudiados es posteriormente vendida.

Japón firmó la moratoria total de las capturas de ballenas con fines comerciales de 1986 y al año siguiente puso en marcha programas de capturas científicas defendiendo que están amparadas por el artículo VIII de la Convención de 1946 de la Comisión Ballenera Internacional (CBI).

 

Fuente:

EFEverde

 

Nota: Oscar Morales

Facebook: Oscar M. Morales

Twitter: Oscar_MMorales

Imágenes: Google